Mantenimiento de Invernaderos. Estaciones
mantenimiento invernaderos estaciones

Mantenimiento de Invernaderos. Estaciones

En Montajes de Invernaderos queremos proporcionarle a nuestros clientes todo lo necesario sobre el mantenimiento necesario que los invernaderos deben de tener en cada época del año.

¿Es por igual el mantenimiento en cada época del año?

El mantenimiento de un invernadero es importante. Entre los factores que haya que tener muy presentes en todo momento, nos encontramos con el sistema de enfriamiento. No es lo mismo el sistema de enfriamiento que se utiliza para la época de primavera-verano, que el que se utiliza para otoño-invierno. También otro factor importante es el sistema de bombeo y el sistema de bloqueo de luz. Todas las plantas no tienen el mismo período para florecer, unas necesitan más días de luz y otras menos.

Es por ello que, a continuación, vamos a ver el proceso de mantenimiento más adecuado para cada época del año.

Primavera

La estación de la primavera, junto con la estación del verano, son las épocas en las que más horas de sol se tienen. Por tanto, son las épocas donde mayor número de plantas se desarrollan.

La primavera marca el comienzo del nuevo ciclo de producción. El mantenimiento que se debe de tener es más exhaustivo. Se recomienda cambiar el material, renovarlo, ya que por ejemplo los sustratos de cultivo tienen una longevidad de aproximadamente tres meses.

En esta época del año, se puede producir excesos de luz y de calor, es por ello que se recomienda que se preste especial atención a los sistemas de bombeo e intensidad de luz. Se aconseja que se reduzca la intensidad de luz entre un 30% y un 45%. Con respecto a la variación de las temperaturas, que son más frecuentes en primavera, se recomienda incluir un sistema de riego para evitar estos cambios bruscos de temperaturas.

También en primavera, es el momento por el cual comienzan a aparecer algunas plagas. Un buen método par prevenirlas es la utilización de ozonificadores, como por ejemplo, el tratamiento foliar y el tratamiento en cultivos hidropónicos.

Mantenimiento en Verano

En la estación del verano es fundamental controlar la temperatura, la humedad y la proporción de luz que recibe nuestro invernadero. Es la época del año que más cuidado debemos tener a nivel de recursos humanos y de cultivo, debido a las altas temperaturas.

El sistema de ventilación es muy importante en esta estación. Debemos ventilar el invernadero en las horas más frescas, es decir, en el amanecer o en el atardecer. De esta forma, podremos evitar que las altas temperaturas dañen nuestras plantas.
Por otra parte, debido a esta subida de las temperaturas, la sequedad provoca la disminución de la humedad. Po lo que debemos asegurar y mantener la humedad para evitar que junto con los rayos del sol incidentes, nuestras plantas se lleguen a quemar. Por ello, tenemos que establecer un mecanismo de pulverización adecuado para mantener esta humedad.

También la entrada de luz en verano es mucho más directa. Es por ello que debemos generar un ambiente de media sombra, es decir, colocar esterillas, persianas o elementos similares para evitar que el agua de riego se evapore con rapidez.

Otoño

La estación del otoño es la época a la que se le puede atribuir la característica de que es un período difícil para sembrar, ya que mucha gente tiene miedo de sufrir heladas debido al tiempo inestable. Pero la verdad es que hay cultivos a los que le favorecen este clima, y son entre otros, los productos naturales típicos de la dieta mediterránea. Vamos a hablar de éstos productos, ya que son los más típicos para cultivar en otoño:

  • Ajo
    Es la hortaliza que más se cultiva en la época invernal, ya que su cultivo sólo se realiza durante otoño e invierno.
  • Apio
    Es un producto que necesita un trato especial. Se debe evitar sembrarlo con la zanahoria o el perejil. Se suele cultivar en invierno porque acepta el frío, pero como florece antes, se puede cultivar en otoño.
  • Habas
    Este tipo de cultivo, al contrario que el apio, se puede desarrollar junto con la zanahoria, el rábano, la col y la lechuga. Se suele sembrar a mediados de otoño en períodos donde el riesgo de helada no es muy fuerte, aunque la contrarresta bien.
  • Brocoli
    Este cultivo se puede cultivar en los períodos de otoño (a principios) e invierno (a finales). Su desarrollo abarca 3 meses, por lo que se considera uno de los últimos más sembrados en el período invernal.
  • Acelgas
    Es un producto que se puede sembrar durante todo el año, pero es más óptimo si se planta en el período otoñal para evitar las altas y bajas temperaturas.
  • Espinacas
    Las espinacas es otro cultivo que se suele plantar entre finales de verano y finales de invierno, abarcando en su totalidad la estación del otoño. Su cosecha se hace transcurridos los 40 días.

Mantenimiento en Invierno

La estación de invierno es la más complicada del año. Debemos de basarnos en 5 factores para poder lograr los objetivos de nuestro invernadero. A continuación vamos a hablar sobre cada uno de ellos.

Riego

Muchos creen que en invierno las plantas necesitan menos agua que en otras épocas, pero no es así. Por ejemplo, las hortalizas que se cultivan en invierno necesitan un volumen mínimo diario para permitir su floración y crecimiento. Si se reduce la cantidad, puede ser que al comienzo de la primavera, el desarrollo de nuestro cultivo se vea perjudicado. Es recomendable que el 60% del volumen de agua que se le aplica a la planta se realice durante la mitad del día.

Velocidad

El ritmo de crecimiento de una planta es un factor muy importante, que como hemos mencionado anteriormente, se ve influenciado por el sistema de riego y de temperatura que se emplea en el período invernal.
Por lo tanto, si la velocidad de floración y la velocidad de crecimiento es demasiado baja en diciembre o en principios de enero, nuestros cultivos se debilitarán porque se consumirán las reservas energéticas.

Calefacción

La temperatura es la razón más importante por la que en este período estacional se debe de tener un buen mantenimiento del sistema de calefacción. Si la temperatura nocturna es muy baja, las plantas al día siguiente por la mañana aún estarán muy frías. Esto puede provocar que su metabolismo se vea reducido. Se aconseja incrementar la temperatura del aire aproximadamente 2 horas o 2 horas y media antes del alba para favorecer al crecimiento de la planta.

Energía solar

La luz en la época de invierno es escasa, por ello, es necesario realizar estrategias de poda de frutos y hojas, aplicar calor a las flores, cabeza y raíces de la planta y, establecer una estrategia de riego adecuada a la luz que reciben, para así, facilitar a la planta la producción de alimento debida a la cantidad de luz recibida. La luz es muy importante para que las plantas puedan realizar la fotosíntesis.

Carga de fruta

Como hemos dicho en el apartado de la energía solar, la luz es muy importante para la planta, y más aun para el desarrollo de sus frutos. Si la cantidad de luz recibida en la planta es inferior a la normalmente requerida (100 J/m2), el crecimiento de la planta se puede ver reducido y, por lo tanto, sus frutos podrán ser de tamaño más pequeño. Por estos motivos, es necesario esas estrategias mencionadas anteriormente.

Contacto

Si necesitas más información sobre el mantenimiento más apropiado para tu invernadero, no dudes en consultarnos. Estaremos encantados de poder ayudarte y asesorarte.

Síguenos en nuestras redes sociales FACEBOOK y LINKEDIN para estar al tanto de nuestras últimas noticias.

Deja una respuesta

Cerrar menú