Ventilación Invernaderos

Ventilación Invernaderos

La ventilación en invernaderos es la sustitución del aire caliente del interior del invernadero por otra cantidad de aire frío que procede del exterior.

Es un elemento necesario e indispensable para un correcto control de la temperatura interna de los invernaderos. En Montajes de Invernaderos los fabricamos y construimos de tipo manual y automático, pudiendo abrir y cerrar las ventilaciones de forma programada o en remoto.

Para tener una buena ventilación, nuestra estructura necesitará ventanas de forma cenital en todas las raspas o arcos de mínimo un metro de anchura. Además sera también necesario una ventilación en los laterales de al menos dos metros de altura en todo el perímetro. De esta forma conseguiremos 40 veces por hora una renovación interior del aire.

Importancia de la ventilación en invernaderos

La salud de las plantas depende de un conjunto de condiciones de microclima. Los sistemas de ventilación en invernaderos son claves en este mecanismo, ya que ofrecen varios beneficios.

Diferencia entre la temperatura interior y exterior en un invernadero

El principal propósito del sistema de ventilación es evitar que la temperatura del aire dentro del invernadero sea muy superior a la temperatura exterior. Esto es lo que comúnmente se conoce como “efecto Invernadero”. Puede ser causado por la gran influencia de la radiación solar a través del material de acristalamiento.

Este sistema puede mover el aire a través del cultivo y sobre el suelo. Esta acción se lleva a cabo tanto para evitar acumulaciones excesivas de temperatura alrededor de la planta, como para eliminar el calor superior.  

Problemas relacionados

En un invernadero los niveles de humedad son tan importantes como los de temperatura. Debido a una alta tasa de humedad, podemos encontrarnos con varios problemas como pueden ser:

  • Hongos.
  • Gran incidencia de hongo gris (Botrytis).
  • El agua que gotea desde el techo y la pared.

Debido a la circulación del aire que remueve la humedad de la copa de la planta, obtenemos un microclima más seco.

Otro ambiente ideal para organismos de enfermedad es la condensación. Se produce a causa del enfriamiento. Esto hace que las hojas de las plantas se enfríen varios grados por debajo de la temperatura del aire. Pero gracias a la ventilación, podremos reducir esta diferencia.

Por otro lado, durante las horas del día, la fotosíntesis agota el dióxido de carbono que se encuentra al lado de la hoja. En este caso, el aire en movimiento sustituirá este aire pobre por uno nuevo con niveles de dióxido de carbono superiores.

Para conocer más información acerca de las ventajas de una buena ventilación en invernaderos, puede visitar esta noticia de interés.

Contacto

Si está interesado en mejorar la ventilación de sus invernaderos, no dudes en consultarnos. Estaremos encantados de poder ayudarle y asesorarle.

Deja una respuesta

Cerrar menú